Alto

Querida comunidad de amigos del Grupo Coñuemanque… ¿hablemos de bullying?

Me imagino que muchos de ustedes habrán visto o leído en redes sociales sobre el caso de #LadyBullying, una guiadora mexicana que se popularizó a nivel mundial por protagonizar una “ceremonia de iniciación” con una  niña de 6 años de una unidad llamada “Castorcitos” (que no existe acá en nuestro país y son más pequeñ@s que las Golondrinas y los Lobatos).  Para contextualizar, les debo comentar que el rito consistía en que cada beneficiario le echaba encima una botella de bebida a modo de bienvenida.

No les negaré que la actividad (por llamarla de algún modo) al parecer no es un caso aislado en México, se llama “el cabús” al parecer es heredada de la tradición marina de inaugurar un barco con una botella (por lo visto está bastante desvirtuada), vi una entrevista a unos apoderados comentando que sus hijos esperaban con ansias ese día y lo pasaban estupendo durante la ducha de bebida,  tampoco mentiré diciendo que los scouts no tenemos tradiciones (las que son distintas en cada grupo y se van generando con el tiempo) pero creo que acá hubo una falta gravísima por parte de una persona:  la guiadora.

Nosotros, al entregarnos voluntariamente para trabajar con los beneficiarios, debemos tener claro nuestras responsabilidades y nuestro rol como adultos educadores, no se nos pide que tengamos un título que demuestre nuestra capacidad, pero sí al menos tener 2 dedos de frente para darnos cuenta de que una actividad que hace sufrir a un niño, lo hace llorar y sentirse humillado claramente debe ser frenada en el acto.  Probablemente la ducha de coca cola es un éxito en unidades más grandes ¡y tal vez entre otros castores también!. Pero ¿cómo es posible que al escuchar gritar a esa niña la reacción de la guiadora haya sido decirle “¡no llores!”?  A mi en lo personal me parece inaudito.  El poco tino de estas personas me dejó helada, no puedes hacer la vista gorda frente a un hecho como este.  Jamás debiésemos aceptar que una tradición sea más importante que el bienestar de una persona, y jamás debemos quedarnos de brazos cruzados ni mucho menos propiciar una situación como esta.

Creo que debemos estar todos muy atentos y tener tolerancia cero al bullying,  me parece que ustedes opinarán lo mismo que yo, y espero que cada apoderado sea consciente y tenga interés en conocer a los adultos que están quedando a cargo de sus hijos y cuales son las cosas que hacen sábado a sábado, quienes son sus compañer@s, que participen en las actividades familiares, en las reuniones de apoderados, no se queden sólo con las fotos que nosotros publicamos.  Conversen con sus hijos y frente a cualquier duda hablen con los adultos a cargo. Lo mismo para los beneficiarios, ante cualquier situación incómoda, de acoso o agresión, y que no nos hayamos dado cuenta, por favor acérquense de inmediato a sus dirigentes o guiadoras.

Para concluir, les puedo comentar que la Asociación de Scouts de México AC ha declarado que los “castores” no son una unidad reconocida por ellos, y que dicha guiadora ha sido expulsada de la ASMAC, los padres hasta el momento no han formalizado ninguna denuncia.  Este caso, aunque no fue en Chile, ha servido para que los scouts volvamos a estar en la palestra por temas negativos, pero de eso hay que sacar una lección, debemos detener el bullying y es una tarea de TODOS.

Pueden ver el video acá
Los comunicados de la ASMAC acá

Me despido en la hermandad guía con un fuerte apretón de izquierda y los invito a comentar acá o por nuestras redes sociales.

Domy
Responsable de Compañía
Miembro Activo Nº8224Scouts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *